Declaración de Política Erasmus del CUD-ENM

Confiamos en que los programas proporcionados por Erasmus+ sirvan de ayuda y soporte para la internacionalización y modernización de nuestra institución. En la actualidad, existen diversos programas de intercambio para estudiantes procedentes de Tailandia y países latinoamericanos, así como intercambios bilaterales con los EEUU y Francia. Sin embargo, existe una necesidad creciente de internalización y de ampliar la capacidad de movilidad entre países (especialmente dentro de la UE), debido a la idiosincrasia propia de nuestros alumnos, que son oficiales en formación cuyas tareas futuras se desarrollarán en entornos de trabajo internacionales (operaciones militares de cooperación internacional). Debido a esta necesidad, surge el proyecto EMILYO (European Initiative for the Exchange of Young Officers) que intenta establecer lazos entre las Fuerzas Armadas de los diferentes países de la UE, siguiendo la inspiración y los principios básicos de la Carta Erasmus. Es por ello, que a corto plazo se espera que se creen numerosas oportunidades de movilidad de las que puedan verse beneficiados numerosos alumnos (propios y extranjeros), así como el personal del Centro, tanto a nivel docente como investigador o administrativo.

Por lo tanto, el impacto esperado en la modernización e internacionalización de nuestro Centro, tanto para alumnos como para el personal del centro se verá reflejado en los siguientes puntos:

1. Un aumento de los niveles de éxito de los egresados e investigadores: La empleabilidad del alumnado está garantizada por pertenecer a las Fuerzas Armadas. Sin embargo, la posibilidad que se ofrece a los egresados de ejercer su carrera fuera de las Fuerzas Armadas requiere de una educación de calidad y actualizada, para lo cual, se anima al profesorado a llevar a cabo procesos de formación continua, actualización de conocimientos y adecuación a los nuevos estudiantes. Para esto, las estancias dentro del programa Erasmus+ serán un elemento de gran ayuda, pudiendo los profesores visitar empresas punteras de los distintos sectores (movilidad a empresas) y adquiriendo nuevas técnicas docentes en sus estancias para docencia.

2. Una mejora de la calidad y relevancia de la educación superior proporcionada. Lo comentado en el punto anterior puede hacerse extensible a este.

3. Fomentar la movilidad y la cooperación transfronteriza. Para consolidar este punto, las acciones llevadas a cabo dentro del programa Erasmus+ serán reconocidas por el centro y las instituciones involucradas mediante los correspondientes certificados oficiales, suponiendo una experiencia internacional para los beneficiarios que redundará en el establecimiento (o refuerzo) de lazos entre las distintas instituciones.

4. Reforzar el “triángulo del conocimiento” que relaciona la educación, la investigación y la innovación. Para este punto, innovación e investigación se aplican a la educación desde dos perspectivas. Por un lado, ampliando (modernizando) los conocimientos generales sobre la materia impartida (ver punto 1). Por otro, investigando e innovando en los métodos docentes en sí mismos. Estas dos vertientes serán perseguidas en las movilidades del personal que deberán quedar justificadas en las solicitudes y memorias de la actividad.

5. Mejorar la gobernanza y la financiación. Se espera que las colaboraciones entre instituciones permitan la creación de consorcios para la búsqueda de financiación en organismos públicos y privados de cara a cubrir parte de los costes de investigaciones así como de implementación de nuevos métodos docentes.